sábado, 18 de febrero de 2017

Adiós al Año del Kraken en Hearthstone; hola al Año del Mamut


Para los chinos, acabamos de entrar en el Año del Gallo. Según el horóscopo, éste es un tiempo de justicia, de grandilocuencia. Un año que favorecerá a los trabajadores de la administración pública, a la policía o al ejército (no fastidies, que no tienen suficiente). Pero podéis estar tranquilos, porque hoy no estoy aquí para leeros el futuro. Que si seguís viviendo en España igual está un poco negro...

Hoy vamos a hablar de un año diferente al del Gallo. Nos toca decir adiós al Año del Kraken en Hearthstone para darle la bienvenida al Año del Mamut. No sé si este nombre estará relacionado o no con la expansión de los dinosaurios, pero al menos Blizzard ya ha comentado un poco por encima qué nos espera con este cambio de año.

Decir adiós al Año del Kraken es también decir adiós a las colecciones de cartas que nos han hecho felices desde 2015. Es decir, nos toca despedirnos de Montaña Rocanegra, Gran Torneo y Liga de Expedicionarios, que abandonarán el formato estándar para dejar su paso a las próximas expansiones y aventuras que harán compañía a Susurro de los dioses antiguos, Noche en Karazhan y Mafias de Gadgetzan.


Año Nuevo, cartas nuevas

No sabemos todavía qué nos deparará el futuro en el juego de cartas de Blizzard. Secretos Perdidos de Un'Goro sigue ahí, latente, a la espera de que otras cartas desaparezcan del modo estándar y pasen a estar únicamente disponibles en el modo salvaje. Pero, ¿qué nos espera? Además de dinosaurios, en el supuesto caso de que los rumores sean ciertos. ¿Será éste el año de dar la bienvenida a una nueva clase? Ay, ojalá.

Sé que sería bastante complicado implementar una nueva clase, que resulte interesante, y buscar un perfecto equilibrio – o al menos, evitar el desequilibrio – entre todas ellas. Pero sí hay muchas cartas que me gustaría ver. Con Mafias de Gadgetzan se ha dado vidilla a todas las clases, y hasta me he vuelto a encariñar del Brujo y el Sacerdote. Como ya os comenté, imagino que una expansión de dinosaurios se centrará sobre todo en clases agresivas, del tipo Cazador o Guerrero, pero sería curioso ver cómo encajan con la expansión anterior.



Siempre nos quedará el modo Salvaje

Como no podemos adelantar nada, sólo podemos hablar de lo que la compañía norteamericana ha confirmado ya: cartas que abandonan para siempre el modo estándar: Sylvanas Brisaveloz, Draco Azul, Ragnaros, Lanza de Hielo, Embozo y Poder sobrecogedor. Según la propia Blizzard, las tres últimas que os menciono dejarían a ciertas cartas nuevas en un nivel algo “meh”, restándoles demasiado peso.

Personalmente, me duele despedirme de Sylvanas – aunque sólo tomase el control de un súbdito potente cuando le tocase al enemigo, y no a mí – y de Ragnaros. Son cartas que tampoco es que decidan la partida a nuestro favor, pero era bonito tenerlas en el mazo. Por supuesto, como en la película de Casablanca, siempre nos quedará París. O, en este caso, el modo Salvaje.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario