jueves, 8 de diciembre de 2016

¿Qué significa "Main" en los juegos online?


Hoy en día hay una gran cantidad de juegos online en los que compartimos servidor con otros países en los que, evidentemente, no se habla español. De este modo, nos vemos obligados a utilizar expresiones en inglés, para que nos entendamos todos, y acabamos, incluso, usándolas cuando jugamos con usuarios españoles. Con eso, tenemos expresiones como “gg” o “gj” (Good Game, Good Job) que ya forman parte de nosotros a la hora de entrar a títulos como Dota 2 o League of Legends. Y dad gracias, que yo tuve que aprender polaco y es un idioma que no tiene sentido alguno. Bueno, sí, pero fue horrible.

Hoy quiero quedarme con una expresión que también usamos mucho los jugadores españoles y que hasta hemos deformado para volverla un poco más... española. No se trata de “baiteo” o “gankear”, sino de la palabra “Main”. Justo ayer me preguntó un novato del MOBA de Riot que qué leches significaba “Main” y cómo sabes que eres Main de algo. Así que este artículo va a ser un poco para estos adorables noobs que acaban de llegar y a veces no entienden ni a los jugadores que hablan su propio idioma.

Para empezar, traducimos “main” como “principal”, y es la expresión que utilizamos para referirnos a lo que se nos da mejor. Voy a seguir con el ejemplo de League of Legends. En este juego (así como en Dota 2), yo soy main Mid, y para ser exactos main Diana. ¿Qué quiere decir esto? Pues, que aunque puedo jugar en otras posiciones y con otros campeones, Mid y Diana son mi especialidad. Esto también podemos relacionarlo con otra traducción de “main”, que es “maestro” o “experto”.

Hasta ahí, todo bien, ¿verdad? Es fácil saber cuál es el significado de la expresión. Sin embargo, hay cosas más allá que también debemos aclarar. Lo principal – nunca mejor dicho – es que sepamos por qué somos main de algo. O qué nos lleva a poder decir que lo somos. En mi caso, llevo siendo Mid desde Dota 2, y sé que mi punto fuerte son los héroes que hacen daño mágico. Por ejemplo, cuando juego Support, suelo elegir (aunque depende de la composición de mi equipo y del equipo rival) personajes AP, aquellos que hacen uso del Poder de Habilidad. ¿Me siento más cómoda siendo un Mago en la línea central? Por supuesto. Pero mientras sea capaz de acabar con los enemigos con hechizos poderosos, yo me quedo tranquila.


¿Cómo sé cuál es mi Main? ¿En qué línea debo jugar?
 
Siempre os digo que lo mejor a la hora de jugar a League of Legends es probarlo todo. Para eso tenemos las partidas normales sin puntos de clasificatoria. No es bueno probar un campeón por primera vez en una Ranked. Primero, porque podéis no enteraros de mucho de lo que hace dicho campeón, segundo, porque podéis fedear – he aquí otra expresión que cogimos del inglés – y tercero porque no os conviene enfadar a vuestro equipo. Ya sabemos que la comunidad de este juego es un infierno.

¿Y cómo sabemos quién es nuestro Main? Como digo, probando. Probando muchas veces. La primera vez que jugué a Diana fue en un ARAM, que como sabéis es el mapa de una sola calle donde el campeón te toca de manera aleatoria. Al principio no tenía ni idea de cómo lanzar su Q. Yo veía una línea curva súper rara y decía “Oh, dios, ¿pero cómo demonios pega esta tía?”. Luego me paré a leer su historia, a leerme sus habilidades, a conocer sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Y me enamoré. Practiqué con ella, empecé a jugarla más a menudo y acabé convirtiéndola en mi favorita.

Por supuesto, no es la única que uso. Diría que después de Diana, mi main es Lux. Eso sí, hay que saber cuándo usar a cada una, y cuándo renunciar a ellas para elegir a otro campeón. Que tengamos un Main no significa que sólo debamos jugar con él. Pero no os preocupéis, al principio es normal cometer errores de este tipo. Un ejemplo de ello es el jugador profesional Werlyb, a quien le costó bastante dejar de encasillarse con Jax. Eso sí, cuando lo juega, es una bestia parda.

Con las líneas pasa exactamente lo mismo. Una vez conocemos cuáles son nuestras funciones en según qué calle del mapa (o en la jungla), podremos saber si se nos da mejor o peor, y si, y esto es lo importante, nos gusta. Porque esto, al fin y al cabo, no deja de ser un juego. Debemos buscar aquello que se nos de bien y nos guste. Si no disfrutamos con la experiencia del juego, ¿para qué sirve?

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario