jueves, 8 de diciembre de 2016

El mercado digital de videojuegos como arma contra la especulación

Si las distribuidoras de videojuegos fueran más listas aprovecharían mejor el tirón de ciertos juegos

 

Ayer nos enteramos por medio de un rumor que se estaría planteando la posibilidad de emular los juegos de GameCube en Nintendo Switch. Parece que hasta ahora había sido imposible integrar un emulador del cubo de Nintendo en sus consolas posteriores a pesar de que Wii era compatible con sus mini discos. De hecho, extraoficialmente se han hecho pruebas para ver si el chip Tegra de Nvidia es capaz de mover bien los juegos de GameCube utilizando el emulador Dolphin y los resultados fueron bastante satisfactorios, por lo que si Nintendo Switch tiene la potencia suficiente, este flanco quedaría cubierto.

Esta noticia me hizo pensar acerca del mercado de segunda mano de los videojuegos y de cómo algunos de los mejores títulos de la historia a veces son muy difíciles de conseguir o muy caros debido a la gran demanda y a la poca oferta. En estos ámbitos es completamente normal que surja un tipo de especulación nada deseable. Ciertos juegos se valoran por más del triple de su precio original simplemente porque se produjeron pocas copias y algún tiempo después a la comunidad de jugadores le entró nostalgia por volver a jugarlo.

Pero estamos de enhorabuena, porque al menos todas las empresas de videojuegos que poseen su propia máquina han creado un mercado digital para adquirir una copia virtual de estos juegos más antiguos que son difíciles de encontrar en tiendas físicas.

Hablando desde la experiencia, me resulta muy difícil encontrar un Twin Snakes a un precio razonable, y es que el remake del primer Metal Gear Solid (a pesar de estar peor considerado que el original) es un bien muy escaso y el nombre de la franquicia es demasiado famoso como para poder dejar escapar semejante joya jugable. Si se terminara confirmando la consola virtual de GameCube en Nintendo Switch, tan solo faltaría que Konami y Nintendo se pusieran de acuerdo para distribuir una copia digital del juego a través de eShop y por lo menos los que no tienen afán coleccionista y les da igual tener el juego físico lo podrían disfrutar la mar de bien.

 

Pero existe otra situación así que, por suerte, se ha subsanado esta misma semana. Marvel vs Capcom 3 dejó de estar disponible hace 3 años de los catálogos digitales de PS3 y Xbox 360. La edición completa que incluía todos los DLC, Ultimate Marvel vs Capcom 3, se vende en tiendas de segunda mano por un precio demasiado grande para mi gusto debido a su escasez. Pero el último fin de semana, junto al anuncio del próximo título en la PlayStation Experience 2016 (Marvel vs Capcom Infinite), se desveló que la versión completa y remasterizada de la tercera parte estaría disponible en la PlayStation Store por un precio muy por debajo tanto de su coste inicial como del dinero que piden por el juego en las tiendas físicas.

Seguro que conocéis más casos como éstos. Final Fantasy VII, por ejemplo, sigue siendo una pieza de coleccionista en su edición original para PlayStation, pero Square Enix ahora ha hecho que esté disponible en prácticamente todas las plataformas. Y qué duda cabe de que la presente generación de consolas se ha estado sustentando a base de remasterizaciones de grandes joyas del pasado.
Estoy completamente seguro de que todas las distribuidoras conocen la opinión de la comunidad de jugadores sobre qué títulos les gustaría poder volver a jugar pero que se han convertido en un bien muy escaso. Lo más normal es que ante estas situaciones no nos decantemos por comprarlos de segunda mano a precios abusivos, sino que intentemos tirar por el camino de la piratería. No obstante, tanto una cosa como otra simbolizaría el fracaso de las principales distribuidores en dar al jugador lo que el jugador quiere.

0 comentarios:

Publicar un comentario