lunes, 5 de diciembre de 2016

Así es el nuevo cliente de League of Legends


Está bien, lo admito, tengo League of Legends bastante abandonado. Bueno, mejor lo digo en pasado: lo he tenido abandonado hasta que ha aparecido, al fin, mi querida Lux Elementalista. No hablaré de los 20 euros muy bien gastados que acabo de dejarme en el juego para tener esa súper skin, sino de otra cosa que también ha quedado muy bonita y que aproveché para investigar anoche mientras intentaba jugar con Lux. Por cierto, no, no pude conseguirlo. El jugar con Lux, me refiero. Todo el mundo está como loco queriendo estrenar su nuevo aspecto chachi pistachi, y así no hay manera.

Pues bien, hoy quiero hablaros de la actualización del cliente a otro mucho más... estilizado, sí. Como sabréis, el cliente del juego es su corazón, su núcleo, la mesa de trabajo desde la cual iniciamos sesión, hablamos con nuestros amigos y nos compramos skins como la de Lux Elementalista. Podría parecer que es algo secundario, siendo eclipsado por el juego en sí, pero lo cierto es que sin él, no seríamos nada.

Una vez nos sumergimos en este nuevo estilo, nos damos cuenta de que en la versión anterior faltaban más cosas de lo que parecía. No se trata de un cambio estético, que también, sino de una optimización muy necesaria. Todo está ahora lleno de detalles que antes no existían, pero están implementados de tal forma que no colapsamos el cliente. Mis diez, esta vez sí, Rito.


Más bonito, más sencillo, más útil
 
Así podríamos resumir la obra de Riot Games para con el cliente. Es más bonito, porque tiene un estilo nuevo, adaptado a los tiempos que corren; es más visual, más sencillo de entender, y muchísimo más útil, porque nos lleva a aquello que nos interesa de una forma más rápida. Vamos a fijarnos en los pequeños detalles que marcan la diferencia.

Para empezar, ahora nos es mucho más fácil cambiar de la vista general a las notas de la versión, algo que antes a muchos se les pasaba por lo que fuera y luego no tenían manera de encontrarlo. En la propia vista general, tenemos un botón que antes no estaba y era algo muy necesario: la rotación semanal de campeones. Antes sólo podíamos conocerla en el lanzador o en nuestro perfil, mientras que ahora tenemos un acceso directo de lo más exquisito.

Hasta nuestro perfil queda ahora más elegante, sin colapsarnos con datos y estadísticas. Tenemos una división en cuatro secciones: La propia vista general del perfil, con nuestra puntuación total de maestría y nuestro perfil de clasificatorias; el historial de partidas, la sección de clasificatoria con la división en la que nos encontramos; y la sección para los clubes.


En Colección, también vemos que todo se ha vuelto mucho más visual, más instintivo. Separado también por secciones, nos divide nuestra “colección” en Campeones, Runas, Maestrías y Hechizos. Esta última, que alguno dirá que tampoco hacía mucha falta, es una sección curiosa, ya que podemos ver una muestra de los once Hechizos de Invocador, además de su descripción, los mapas en los que está disponible y el tiempo de reutilización.

Eso sí, si debo destacar algo de todo esto es que por fin podemos seguir hablando con nuestros amigos mientras estamos jugando. Que sí, que antes también podíamos, pero desde dentro del juego. Ahora podemos minimizar la partida y mirar nuestro chat para responder de una forma más rápida y ágil a todos los comentarios. La parte negativa: Niños, no os distraigáis hablando con vuestros amiguitos, que estáis jugando una clasificatoria y no es momento de fedear al Talon enemigo, ¿de acuerdo?

En general, una muy buena actualización de un cliente que, aunque no lo pareciese, se estaba quedando atrás. Sobre la selección de campeón, no estamos ante algo muy diferente a lo que ya probamos el año pasado, pero sí que está bastante molona. ¿A qué esperáis para probarlo?

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario